En el Día Mundial del Alzheimer se reivindica la “dignidad” de las personas afectadas bajo el lema “sigo siendo yo”.

La Asociación de familiares de enfermos de Alzheimer (AFAN) abre a las 11h. los actos de celebración con una mesa informativa en Chapitela con Aurora Lozano, presidenta de AFAN, y Elenatxo Arcelus, hija y cuidadora de una afectada

  • Familiares y cuidadores ofrecerán información en mesas repartidas por Pamplona (Plaza Castillo, Corte Ingles, Carlos III…) y Tudela (Plaza de los Fueros). Actos musicales y de teatro completan los actos programados
  • “El Alzheimer puede borrar los recuerdos pero no la persona que hay detrás, con sus mismos valores y derechos”
  • Se estima que hay entre 9.000 y 10.000 navarros afectados de Alzheimer y crece el número de “enfermos jóvenes” de menos de 65 años

Con motivo del Dia Mundial, la Asociación de familiares de enfermos de Alzheimer de Navarra (AFAN) quiere dar la palabra a la persona que está detrás de la enfermedad y reivindicar su dignidad. “El Alzheimer puede borrar los recuerdos pero no la persona que hay detrás, con sus valores y sus derechos. Como decimos en la campaña… sigo siendo yo”. Por ello, insta a “poner la atención en la persona más que en el paciente o el enfermo” en todos los ámbitos de su vida cotidiana, tanto el familiar como el social o el médico.

Para ello ha puesto en marcha diferentes actividades como mesas informativas en Pamplona y Tudela, la obra de teatro Atraco a las 3 (Civican Pamplona, 19.30h), la actuación del coro Tutera Kantuz (Iglesia de la Magdalena de Tudela, 20h.) y la proyección de la película Nebraska (Kulturgune de Ororbia, 19.30h). Los actos se completan con la actuación en Tudela de la banda municipal de Valtierra, el día 22 a las 21h en el Cine Moncayo

El Alzheimer es una demencia progresiva que afecta en Navarra a entre 9000 y 10.000 personas y se manifiesta principalmente en un déficit de memoria. Las personas afectadas necesitan de una atención continua de familiares y cuidadores, que se traduce en un desgaste físcio y psicológico de los cuidadores y un coste anual de más de 30.000 euros por afectado, por lo que reclaman un mayor apoyo.

Fuente: COCEMFE Navarra