Hace mes y medio que trasladamos a TODOS los Grupos Parlamentarios la honda preocupación existente en el CERMIN, y más concretamente en el sector de las entidades que impulsan el empleo protegido a través de Centros Especiales de Empleo en nuestra comunidad, ante la posible pérdida de, al menos, 300 puestos de trabajo de personas con discapacidad en el año 2015.

El motivo que nos lleva a realizar esta afirmación es que la convocatoria de subvenciones del coste salarial, correspondiente a los puestos de trabajo ocupados por personas con discapacidad de los Centros Especiales de Empleo, aprobada mediante Resolución 2534/2014 de la Directora Gerente del Servicio Navarro de Empleo (SNE), de 4 de diciembre y publicada en el BON nº 245 del 17 de Diciembre de 2014, ha sido dotada con 4.800.000 €.

Teniendo en cuenta que el 50% del Salario Mínimo Interprofesional, que es la subvención que está establecida por ley, para una media de 1300 personas con discapacidad que trabajan en los Centros Especiales de Empleo de nuestra Comunidad, es de 5.902.260 €, hace que esta convocatoria haya nacido ya con un déficit de 1.102.260 €.

Si a esto le sumamos el 25% del SMI graciable con que dota la Comunidad Foral de Navarra, única Comunidad Autónoma de España que lo hace, para aquellas personas con discapacidad con especiales dificultades de empleabilidad, el déficit de esta convocatoria, casi multiplica la anterior cifra por dos.

Si se mantuviera el nivel de empleo actual, compromiso adquirido por la mayoría de los Centros Especiales de Empleo, esto supondría que para el mes de Agosto, la partida presupuestaria de esta Convocatoria 2015 se habrá agotado, poniendo en riesgo los puestos de trabajo de personas con discapacidad en el empleo protegido de Navarra.

Sabemos que existen fórmulas para enmendarlo que dependen en buena medida de voluntad política y queremos denunciar que hoy por hoy dicha voluntad es inexistente, impidiendo buscar una salida a una situación no creada por nosotros sino por quien gestiona estas ayudas.

Ahora ya no queda otro remedio que esperar a que se constituya el nuevo equipo que forme el Gobierno de Navarra para que adopte la fórmula necesaria que de solución a esta gravísima situación o que el nuevo Parlamento tome las iniciativas necesarias para solventar este problema a tiempo.

Esperemos que no sea demasiado tarde para esas 300 personas con discapacidad, cuyo empleo en este momento pende de un hilo por una mala previsión en el cálculo de la partida presupuestaría.

Firmado: Jose Antonio Delgado Lopez

Coordinador del Grupo de Empleo de CERMIN

CERMIN, lunes 30 de marzo.