La norma propone hacer extensivo su empleo al conjunto de personas con movilidad nula o reducida

La comisión de Políticas Sociales del Parlamento de Navarra aprobó el dictamen en relación con la proposición de ley reguladora de la libertad de acceso al entorno, de deambulación y permanencia en espacios abiertos y otros delimitados, de personas con discapacidad acompañadas de perros de asistencia.

La proposición de ley, impulsada por Bildu y Aralar-NaBai, tiene por objeto superar la regulación contenida en la Ley Foral 7/1995, centrada exclusivamente en las personas con disfunción visual, haciendo extensivo al conjunto de las personas que padecen cualquier tipo de discapacidad o enfermedad los derechos y garantías relativos al empleo de perros de asistencia.

La proposición de ley define y precisa el elenco de personas con discapacidad susceptible de utilizar perros de asistencia “para la mejor realización de tareas comunes de la vida cotidiana”, así como a acotar los derechos de acceso, deambulación y permanencia “en lugares públicos y privados que también sean de uso público”, posibilitando, a su vez, la acreditación de la condición de perros de asistencia.

El texto indica que “en situaciones excepcionales y debidamente acreditadas en las que el usuario se encuentre temporalmente imposibilitado por razón de enfermedad o incapacidad, se requerirá el otorgamiento de una autorización singular para que, por tiempo determinado pero prorrogable, una tercera persona designada aquél pueda ejercer ese derecho de acceso”. Esta acotación ha sido introducida a partir de una enmienda del PPN aprobada con las abstenciones de Bildu, Aralar-NaBai e I-E.

En ese sentido, se plantea la creación de un Registro de unidades de vinculación de usuarios y perros de asistencia para, en aras a la seguridad, hacer constar la identificación de usuarios, propietarios y responsables de los perros, amén de una reseña completa del animal. Dicho registro, adscrito al departamento competente en Servicios Sociales, operaría sin perjuicio del censo canino adscrito al Instituto Navarro de Salud Pública.

Del mismo modo, todo para un mayor perfeccionamiento del principio de accesibilidad universal, se recogen los requisitos necesarios para la autorización de núcleos zoológicos y centros de adiestramiento de perros de asistencia, además de un completo régimen sancionador que incluye la pérdida del derecho de acceso por malos tratos del usuario al perro de asistencia.

En el transcurso del debate efectuado en comisión se han aprobado las 27 enmiendas discutidas, 23 de las cuales, todas las suscritas conjuntamente, prosperaron por unanimidad. El grueso de las enmiendas se centró en la introducción de mejoras técnicas y de redacción, así como en precisiones para su correcta adaptación a la normativa estatal o europea.+

Diario de Navarra, miércoles 14 de enero.