• El uso y estacionamiento incorrecto de estos elementos entrañan un riesgo en la seguridad y accesibilidad de la vía pública.

 

El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Navarra (CERMIN) previene de la problemática que supone para las personas con discapacidad el mal uso y aparcamiento de los nuevos elementos de movilidad urbana, sean eléctricos o no, por la inseguridad y falta de accesibilidad que generan en la vía.

En cuanto a la circulación, el exceso de velocidad en las aceras y su silenciosa movilidad pueden producir que las personas con discapacidad no se percaten de su presencia y no puedan sortearlos, por lo que pueden producirse accidentes, atentando contra la seguridad personal en sus desplazamientos.

Respecto al estacionamiento, estos elementos móviles pueden suponer un gran obstáculo para las personas con discapacidad, ya que un mal aparcamiento supone la inaccesibilidad de la vía. Aparcar en el cruce de dos calles, en el acceso a un paso de peatones o estacionarlo cruzado en medio de la acera pueden convertirse en impedimento para transitar o producir un accidente de consideración.

Fotografía de varios patinetes estacionados en la vía pública. eldiario.es

Fotografía de varios patinetes estacionados en la vía pública. eldiario.es

Actualmente, la vía se convierte en una carrera de obstáculos y limita la autonomía de las personas con discapacidad. Por ello, desde CERMIN se invita a que los usuarios coloquen estos elementos en paralelo y en la parte externa de la acera (siempre y cuando no exista un aparca bicis) para una convivencia respetuosa con todos los ciudadanos.

Por lo tanto, se insta a los ayuntamientos de Navarra a acelerar la aprobación de una normativa efectiva de uso y circulación de estos vehículos, que contemple la prohibición de tránsito de bicicletas y patinetes por la acera.

Fuente: CERMIN