La Presidenta del CERMIN, Mari Luz Sanz, explicó que la entidad a la representa entiende la trasversalidad como el instrumento indispensable para impulsar políticas reales de inclusión de las personas con discapacidad y sus familias

El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Navarra-Nafarroa (CERMIN) ha comparecido en la primera sesión de la Comisión Especial de Políticas Integrales de la Discapacidad presidida por Amaya Zarranz (PPN), tras su creación el pasado enero con el apoyo de todos los grupos parlamentarios.

Representantes de los seis grupos parlamentarios escucharon la exposición de Mari Luz Sanz, Presidenta del CERMIN, quien acompañada de Manuel Arellano y Rafael Olleta- Vicepresidentes del CERMIN- presentó las propuestas de su organización para mejorar la atención a personas con discapacidad en ámbitos como el empleo, la accesibilidad, la educación, la fiscalidad, etc. Asimismo, la Presidenta defendió la necesidad de considerar la discapacidad como algo trasversal, como parte de la agenda política principal, en vez de ser un asunto secundario para al que hay que crear medidas y recursos ad hoc.

Según Sanz, esta perspectiva requiere un cambio de mirada, que nos haga ser más conscientes de las dificultades con las que se encuentran las personas con discapacidad y sus familias y de cómo actuar para eliminarlas. En este contexto, desde el CERMIN se cree necesario recoger en una Ley las medidas tributarias y fiscales que integre todas las medidas existentes en estas materias que les conciernan.

En su intervención, Sanz puso especial énfasis en la necesidad de que se desarrolle normativamente la Ley Foral 5/2010 de Accesibilidad universal y diseño para todas las personas, ley indispensable para posibilitar que las personas con discapacidad puedan ejercer sus derechos y cumplir con sus obligaciones. Igualmente, recordó la necesidad de implementar las medidas del Plan Integral de Atención a Personas con Discapacidad de Navarra (2010-2013) que todavía no se han ejecutado. También trasladó la preocupación por la implantación del programa PAI, que de facto esta imposibilitando ejercer el derecho a que los padres y madres de personas con discapacidad puedan elegir en qué modelo lingüístico quieren escolarizar a sus hijos/as. Todo ello, con un talante propositivo y con afán colaborador y, en palabras de Sanz “con la intención de seguir trabajando conjuntamente con todos los grupos para impulsar medidas que mejoren la calidad de vida de nuestro colectivo”.

Por último, Mari Luz Sanz, mostró su satisfacción por la creación de esta comisión y les emplazó a mantenerla, con carácter permanente a partir de la próxima legislatura. A este respecto, todos los grupos parlamentarios en sus intervenciones han apostado por su continuidad.

CERMIN, miércoles 11 de marzo.