La iniciativa legislativa popular necesita 500.000 firmas para salir adelante, y afecta a 17.500 personas con dependencia en Navarra

El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Navarra (CERMIN) ha presentado este lunes en Pamplona la campaña organizada por el CERMI estatal para apoyar y recoger firmas para la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) de autonomía personal, que afecta a las 17.500 personas con dependencia que hay en Navarra.

Así lo han indicado este lunes la presidenta del CERMIN, María Luz Sanz, y su homólogo de esta plataforma a nivel estatal, Luis Cayo, quienes han explicado que la iniciativa se propone una aplicación “más justa y realista” de la ley de dependencia “con criterios de copagos claros y equitativos”.

Las 500.000 firmas necesarias para que la ILP se pueda tramitar en el Congreso de los Diputados, según ha explicado Luis Cayo, comenzaron a recogerse el pasado mes de noviembre y el plazo para obtenerlas se cerrará a finales de julio. CERMI realizará un primer recuento de firmas a principios de abril.

Cayo, que ha informado de que en España hay 4 millones de personas con discapacidad, de las que algo más de un millón tienen dependencia, ha criticado que “el desarrollo de la ley de dependencia no ha sido modélico en absoluto” y ha asegurado que “a veces dudamos si más que un avance ha sido una excusa para mantenernos en una cierta postración, en no reparar ese déficil que la sociedad tenía con las personas mayores y con discapacidad”.

“Nos sentimos casi objeto de una cierta estafa porque las cuestiones que estaban en esa ley como derechos, esa protección social añadida, se ha visto apenas incrementada, apenas reforzada, por lo que hay un primer sentimiento de decepción, de estar defraudados con esa ley”, ha dicho Cayo, que también ha apuntado que la norma “ha tenido la mala suerte de toparse con esa gravísima crisis económica, con esas políticas de recortes y de austeridad extrema, que han llevado a un despliegue muy deficitario de lo que en principio se preveía”.

SOBRE EL SISTEMA DE COPAGO

En cuanto al contenido de la iniciativa, el presidente del CERMI ha expuesto que han decidido “centrarlo en lo más virulento, en lo más grave y en lo que más protestas e insatisfacción está produciendo en las personas con discapacidad que tienen dependencia”, en referencia al actual sistema de copago en dependencia.

De este modo, la ILP se centra en el copago en el sistema de dependencia y propone, en una primera fase, fijar en la ley criterios esenciales del copago. Entre ellos, defienden que “toda persona en situación de dependencia que tenga una capacidad económica inferior a 2,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), es decir, menos de 1.332 euros, estaría exenta de copago, algo que significa que entre un 85 y un 95 por ciento de personas que actualmente están en el sistema de dependencia se verían liberadas del copago”.

Asimismo, el CERMI busca, según ha indicado Cayo, que “cada comunidad autónoma, respetado ese mínimo de 2,5 veces el IPREM, pudiera, con cargo a sus propios recursos, establecer por decisión propia la gratuidad”.

Por su parte, María Luz Sanz ha explicado que a partir de enero de 2015, con la aprobación de los nuevos estatutos de la organización, el CORMIN ha cambiado de nombre a CERMIN, y también ha presentado a la nueva junta directiva elegida para los próximos cuatro años.

Diario de Navarra, lunes 16 de marzo.