Solicita un sistema de financiación ágil y capaz de proveer de estabilidad a las entidades del sector de la discapacidad. Exige una modernización del catálogo de productos ortoprotésicos para mejorar la autonomía personal de las personas con discapacidad.

El Presidente del Comité de Representantes de Personas con Discapacidad de Navarra (CORMIN) Javier Miranda, y los miembros de su Comité Ejecutivo, Francisco Fernandez y Jose Antonio Delgado, han explicado este martes la situación actual del sector de la discapacidad en Navarra y han transmitido sus demandas para lograr la plena inclusión social del colectivo.

En este sentido, los representantes del Comité han resaltado la necesidad de la inclusión del sector de la discapacidad en la agenda de todas las actividades que desarrolla la Administración Pública y la creación de una Comisión de Discapacidad dentro del Parlamento de Navarra, como ya han hecho otras Comunidades Autónomas.

De igual manera, el CORMIN ha pedido que se realicen modificaciones en los órganos de participación, formalmente instituidos, para que el sector pueda tener una representación real y efectiva, coherente con su desarrollo histórico como movimiento asociativo articulado desde la sociedad civil.

Otra de las reivindicaciones del sector ha sido la creación de un sistema de financiación “suficientemente dotado” y cuyo procedimiento “ágil” corrija las negativas consecuencias de los largos retrasos en el cobro de subvenciones, responsables del endeudamiento financiero de las entidades del sector. Las propuestas de financiación expuesta va dirigida a garantizar la estabilidad de las entidades del sector de la discapacidad mediante las fórmulas de convenios plurianuales o conciertos.

El CORMIN ha exigido también la culminación de la Ley Foral de Accesibilidad Universal para garantizar que todas las personas, sin excepción, puedan utilizar con seguridad, comodidad y autonomía todos los entornos, bienes y servicios.

El CORMIN ha requerido la inclusión efectiva en la formación continua de adultos y formación profesional de las personas con discapacidad, sin escatimar en los recursos humanos y materiales necesarios y velando por la accesibilidad de las herramientas de trabajo.

Así mismo se ha solicitado a las Administraciones Públicas medidas activas en inclusión laboral en el empleo ordinario y mantener las ayudas a los centros ocupacionales, centros especiales de empleo, al empleo con apoyo y a la integración laboral y recuerda que los recortes en el ámbito laboral son un claro ejemplo de política cortoplacista dado que cada euro empleado en empleo para personas con discapacidad genera 2 euros de movimiento económico en la comunidad y que además, su ahorro en políticas sociales complementarias puede llegar a 2,5. De la misma manera, el Comité ha exigido el cumplimiento de la ley, ante los reiterados incumplimientos por parte de las empresas en cuanto a la reserva de plazas para las personas con discapacidad.

Otra de las demandas del CORMIN, contempla la minimización del copago y la modernización del catálogo ortoprotésico al estar este “totalmente desfasado” frente a los productos de última generación, mucho más capaces de “potenciar la autonomía personal”.

La organización insta a la administración para la creación de un espacio sociosanitario coherente con la Convención de Naciones Unidas y con una clara orientación a resultados efectivos en la salud y bienestar de las personas.

Finalmente, el CORMIN pide al Parlamento de Navarra una adaptación de la normativa foral a la Convención de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad.

En el acto, se ha dado lectura al manifiesto elaborado por el CERMI estatal con motivo de este día y que lleva como título “No al copago confiscatorio, que expulsa a las personas con discapacidad y sus familias de la protección y los derechos sociales”.

CORMIN, martes 2 de diciembre.