El Ejecutivo insiste en que abonará la extra según lo que decida Madrid

El Gobierno de Navarra planteó ayer a los sindicatos reservar una de cada tres plazas en la contratación para personas con discapacidad, que se ejecutarían siempre que se hayan superado las pruebas y exista adecuación al puesto de trabajo.

Este planteamiento, acompañado de una reserva del 7% en las Ofertas de Empleo Público, llega para solventar algunas disfunciones producidas con el actual sistema y que venían siendo abordadas en anteriores reuniones de la Mesa General. Así, la aplicación de los criterios actuales había generado que únicamente personas con discapacidad estuviesen accediendo a las plazas. Con la actual propuesta, de cada tres plazas disponibles, la primera quedaría reservadas para personas con discapacidad.

Junto a ello, la sesión de la Mesa General abordó el pago de la extra pendiente. Tal y como explicó ayer Juan Luis Sánchez de Muniáin, portavoz del Gobierno, los responsables de Función Pública confirmaron “si el Estado levanta la prohibición del abono de la paga extra” que no se pagó a los funcionarios en diciembre de 2012 y aprueba el abono de la cuarta parte, “Navarra también lo hará”. El Ejecutivo foral “tendrá que adecuar su sistema de pago a la fórmula que habilite el Estado”, pero teniendo en cuenta que Navarra optó por ir adelantando seis meses la extra.

El Gobierno de Navarra confirmó asimismo que, con vistas al calendario de 2015, únicamente queda una bolsa de 5 horas y 40 minutos para el personal que presta sus servicios en Pamplona.

Respecto a las personas afectadas por el denominado “uso especial”, el Gobierno informó de que están siendo trasladados al sistema público de salud y que se espera que a comienzos de año se encuentren ya completamente traspasados.

Diario de Noticias, jueves 27 de noviembre.