En Navarra hay cuatro mil personas cuya discapacidad les supone gran dependencia o dependencia severa. La ILP estatal necesita 500.000 firmas y pretende que se anulen pagos de servicios en función de la renta

El sector de la discapacidad se siente “estafado” con la ley de la dependencia y considera abusivos e inasumibles algunos de los copagos aplicados a determinadas prestaciones. Además, asegura que muchas personas con discapacidad que hasta la entrada en vigor de la ley de dependencia en 2006 tenían acceso a determinados servicios, los han tenido que dejar por no poder hacer frente al copago y se han vuelto a casa, lo que es “el colmo de una situación insostenible”.

Diario de Noticias, martes 17 de marzo.