La Agencia Navarra para la Autonomía de las Personas (ANAP) ha puesto en marcha un proyecto que está gestionado por COCEMFE.

La Agencia Navarra para la Autonomía de las Personas (ANAP) ha puesto en marcha un proyecto piloto para potenciar la vida independiente de personas con discapacidad, a través de ayudas técnicas y asistentes personales que les acompañarán durante unas horas a la semana.

El nuevo servicio del Gobierno foral, gestionado por la federación de asociaciones de personas con discapacidad física y orgánica Cocemfe, ha sido presentado este martes en rueda de prensa por la directora gerente de la ANAP, Gemma Botín, la gerente de Cocemfe Navarra, Edurne Jáuregui, y la coordinadora del programa, Celina Domaica.

El proyecto de apoyo a la vida independiente, según ha informado Botín, ha sido posible gracias a la convocatoria de subvenciones a entidades de iniciativa social para la gestión del programa de apoyo a la vida independiente y la contratación de asistente personal durante 2014, con un gasto de 100.000 euros con cargo a las partidas del 0,7%. Los asistentes personales serán contratados como trabajadores de Cocemfe.

La responsable de la ANAP ha expuesto que la iniciativa está basada en “el principio de que las personas con discapacidad o dependencia demandan igualdad de oportunidades y el control de sus propias vidas, pudiendo crear su propio estilo de vida a partir de la provisión de apoyos por medio de la figura del asistente personal o de tecnologías potenciadoras de la autonomía”.

El objetivo del programa, ha añadido Botín, es “llevar a cabo tareas de asesoramiento y formación a las personas participantes, familias y a los asistentes personales que deben asistirles, así como el seguimiento y acompañamiento a la persona en la elaboración de los proyectos individuales de vida independientes”.

En concreto, se fomentará su autonomía mediante la elaboración de un plan de vida personal para cada persona beneficiaria y el asesoramiento de un equipo multidisciplinar compuesto por una terapeuta, una psicóloga y la coordinadora del programa.

Asimismo, se pondrá en marcha una oficina de vida independiente, ubicada en el centro de apoyo a la autonomía personal, en los locales de Cuesta Larraina. El servicio también incluye una bolsa de empleo de asistentes personales y una plataforma web para que personas beneficiarias y asistentes gestionen de forma autónoma sus servicios.

Por su parte, Edurne Jáuregui ha indicado que “el proyecto se enmarca dentro de la misión de Cocemfe Navarra, que se centra en la persona y en mejorar su autonomía y calidad de vida”. “Desde nuestras entidades trabajamos para que las personas tomen las riendas de su vida, potencien su capacidad de decisión, afronten sus miedos, retos, dificultades, responsabilidades y oportunidades”, ha destacado.

DESTINATARIOS Y ACCESO

En cuanto a los requisitos que deben cumplir los beneficiarios del programa, Celina Domaica ha señalado que puede participar en él cualquier persona que tenga una discapacidad reconocida o una situación de dependencia, en cualquiera de sus grados, y que esté empadronada en Navarra.

Además, tienen que llevar una vida activa, ya sea desempeñando un trabajo remunerado, buscándolo de forma activa, o cursando estudios de enseñanza superior. Deberán disponer, asimismo, de la capacidad necesaria para determinar por sí mismas los servicios que requieren, ejercer su control e impartir instrucciones a quienes estén encargados de su asistencia personal.

Los interesados deben dirigirse a la oficina de vida independiente que gestionar Cocemfe, a través de los teléfonos 606 073 743 (para la Comarca de Pamplona y la zona norte de Navarra) y 645 756 806 (para la zona de la Ribera) o escribir un correo electrónico a la dirección vidaindependiente@cocemfenavarra.es.

El programa cuenta ya con los primeros beneficiarios. Una persona ya cuenta con asistente personal y cuatro más han completado su plan de vida independiente y están en disposición de acceder al apoyo. Botín ha informado de que el hecho de que el plan alcanzase a cinco o seis personas “sería un éxito”. En Madrid, ha apuntado, 53 personas con discapacidad participan en este programa.

FASES DEL PROGRAMA

Una vez que la persona con discapacidad o dependencia solicita participar en el programa, será citado para una entrevista personal en la que se le presentará la iniciativa y se le explicará en qué consiste un plan individual de vida independiente para que elabore el suyo de acuerdo a sus intereses personales y profesionales.

Esta propuesta será valorada por un equipo multidisciplinar, formado por una terapeuta, una psicóloga y la coordinadora del programa. El resultado se contrastará con la persona interesada en una segunda entrevista. De ese encuentro saldrá un documento definitivo que se validará con la ANAP.

El plan individual de apoyo a la vida independiente determinará el número de horas semanales de asistencia personal que necesita el beneficiario para poder llevar una vida normalizada.

Posteriormente, comenzará la fase de búsqueda de asistente personal, gestión administrativa e implementación del plan de apoyo a la vida independiente, que contará con un seguimiento periódico.

Diario de Navarra, martes 14 de octubre.