La comisión de Educación del Parlamento visitó el centro educativo de educación especial este martes y comprobaron algunas “deficiencias”

Representantes de la apyma del colegio público de educación especial Andrés Muñoz han demandado este martes a los parlamentarios la construcción de un nuevo centro “en los próximos tres años”. Los portavoces de UPN, Bildu, Aralar-NaBai, PPN e I-E, por su parte, han respaldado la necesidad de abordar con urgencia la construcción de un nuevo colegio.

La comisión de Educación del Parlamento de Navarra ha visitado, a instancias de todos los grupos, el colegio público de educación especial Andrés Muñoz, un centro que en la actualidad escolariza a 74 alumnos de entre 3 y 21 años a quienes se proporciona una atención educativa tendente a desarrollar al máximo sus capacidades.

La delegación del Parlamento ha sido recibida por Pedro José Belloso, director del centro, Marian Jiménez, secretaria, Begoña Iglesias, jefa de Estudios, Toña Fortuño y Roberto Pérez, miembros de la apyma. El objeto de la visita, según ha explicado Esteban Garijo (UPN) a modo de preámbulo, ha sido “conocer el estado de sus instalaciones y el proyecto para u nuevo centro”.

Los parlamentarios han realizado un recorrido guiado por las distintas dependencias del centro y, acompañados por el equipo directivo y representantes de la apyma, han comprobado las “deficiencias” de tipo estructural que, pese a las sucesivas reformas, “dificultan el trabajo y afectan, incluso, a la seguridad y al bienestar del alumnado”.

En ese sentido y tras poner de relieve las “distintas carencias” que, sobre todo a nivel de sanitarios y comedor, arrastra el colegio, Pedro José Belloso ha insistido en que las diferentes obras de adecuación acometidas entre 2002 y 2014 “no han conseguido ampliar las estancias, léase aulas, baños, patio y comedor, en la que los alumnos pasan la mayor parte del día”.

A ese respecto, Toña Fortuño y Roberto Pérez, representantes de la apyma, han demandado la construcción de un nuevo centro “en los próximos tres años”. “Es una urgencia, las matriculaciones van en aumento y esto no da más de sí. Reconocemos el gran trabajo realizado por el personal docente y no docente y en particular por el equipo directivo, pero ahora todos los esfuerzos deben ir orientados a conseguir que este proyecto, al que apyma también ha hecho sus aportaciones, se lleve a cabo de forma inminente”, han dicho.

Abundando en su idea, Fortuño y Pérez han indicado que el nuevo colegio, de no más de 100 alumnos y valorado en unos 8 millones, debería emplazarse en un medio urbano, con un entorno amplio y bien estructurado, y cerca de otros centros ordinarios para poder compartir proyectos, formación y espacios comunes. “Nos gustaría que fuera una realidad en 2018, coincidiendo con el 25 aniversario del Andrés Muñoz”, han expuesto.

En otro orden de cosas, desde la apyma han lamentado que Navarra haya dejado de ser un “referente” en educación especial, parcela en la que comunidades como “Rioja o Aragón nos superan en cuestiones esenciales como la adaptación de los centros a los requerimientos de este tipo de alumnado”. “Emplazamos a la Administración a la oferta educativa no termine a los 21 años y a procurar respuestas a los requerimientos familiares en los períodos vacacionales”, ha indicado.

En su turno de intervención, los portavoces de UPN, Bildu, Aralar-Nabai, PPN e I-E han coincidido a la hora de tachar como una “prioridad absoluta” la construcción de un nuevo colegio público de educación especial, parcela en la que han valorado como “digno de elogio” el desempeño de profesionales y familias.

El centro Andrés Muñoz escolariza en la actualidad a 74 alumnos de entre 3 y 21 años con necesidades educativas especiales asociadas a la discapacidad intelectual, con o sin otros trastornos asociados al espectro autista, motrices, conductuales y/o sensoriales. El objetivo es proporcionar una educación personalizada que favorezca la autonomía, la adquisición de competencias básicas y la preparación para la vida adulta, todo ello en aulas de no más de 5 alumnos.

Diario de Navarra, martes 17 de marzo.