Se ha instalado un bucle de inducción de audiofrecuencia para audífonos para la accesibilidad de estas personas

La Biblioteca de Navarra ha instalado en el mostrador de la entrada principal un bucle de inducción de audiofrecuencia para audífonos, con el fin de mejorar la accesibilidad.

Este dispositivo facilitará la comunicación entre los usuarios con discapacidad auditiva que disponga de prótesis y el personal bibliotecario que atiende el mostrador de acogida de la Biblioteca de Navarra.

La instalación incluye un amplificador de mostrador con micrófono de superficie y el correspondiente símbolo que lo identifica, para que los usuarios con esta discapacidad puedan reconocer que hay un bucle instalado.

El bucle magnético, ha detallado el Gobierno foral en un comunicado, es un cable que transforma la señal sonora en ondas magnéticas. La señal procede de un micrófono que tiene el emisor y se transmite directa a la prótesis (provista de bovina inductiva). Evita las interferencias producidas por el ruido de fondo y permite mayor calidad de sonido.

Según datos de la Asociación de Sordos de Navarra (ASORNA) y de Eunate Elkartea, habría aproximadamente 14.500 personas con discapacidad auditiva en la Comunidad foral, de las que 13.300 son mayores de 45 años. La distribución según tramos de edad es la siguiente: de 6 a 44 años, 1.300 personas; de 45 a los 64, 2.700 personas; de 65 a 79 años 4.700 y de más de 80 años 5.800.

Diario de Navarra, lunes 19 de enero.