Juan Carlos Andueza, nuevo delegado de la organización, y Valentín Fortún continua como presidente del Consejo Territorial

La ONCE ha invertido durante el pasado año en servicios sociales y prestaciones en Navarra un total de 542.000 euros, que han permitido dar cobertura a 810 personas ciegas afiliadas a la organización, entre ellas, 68 estudiantes.

Así lo ha destacado este miércoles Juan Carlos Andueza en el acto en el que ha sido nombrado delegado de la ONCE en Navarra, tras ser elegido en las elecciones celebradas en diciembre por la organización. Fruto de esos comicios, se ha dado continuidad a Valentín Fortún como presidente del Consejo Territorial.

Al acto de presentación de los nuevos responsables de la ONCE en Navarra para los próximos cuatro años han asistido la presidenta del Ejecutivo foral, Yolanda Barcina, la delegada del Gobierno en Navarra, Carmen Alba, el presidente del Parlamento de Navarra, Alberto Catalán, y el alcalde de Pamplona, Enrique Maya.

Durante su intervención, Andueza, que sustituye en el cargo a Purificación Ortiz, ha puesto de relieve que durante 2014 en Navarra “se ha incorporado a 35 personas que se han sumado como nuevos afiliados, al perder toda o parte de la visión, y para quienes se han diseñado y aplicado programas específicos que les permiten mantener o recuperar sus hábitos cotidianos, además de otros apoyos”.

Asimismo, el nuevo delegado territorial ha indicado que “durante los años de crisis, de 2008 a 2014, la ONCE ha realizado un total de 41.073 contratos a vendedores del cupón y el resto de productos de juego de la organización, de los que 4.901 fueron contratos indefinidos”. De estas personas que lograron un empleo estable, 38 lo hicieron en Navarra.

Según los datos aportados por Andueza, la ONCE y su Fundación han destinado a inversión social durante estos mismos años de la crisis un total de 1.779,7 millones de euros (254,2 millones anuales), para garantizar que las personas ciegas y, en solidaridad con el resto de las personas con discapacidad, no resulten excluidas y mantengan sus niveles de inclusión social.

Por su parte, Valentín Fortún ha asegurado que es “un inmenso honor” que las pasadas elecciones “la inmensa mayoría de los afiliados haya vuelto a confiar” en él para este cargo, algo que le carga de “responsabilidad”.

Así, ha abogado por “ser capaces de atender a las necesidades múltiples de los afiliados con diligencia y calidad” y ha mostrado su “inmensa satisfacción de ser la representación de los intereses de las personas con discapacidad visual ante las instituciones y la sociedad”.

IMPULSAR LA VIDA INDEPENDIENTE

En el acto de presentación, la vicepresidenta de Políticas Sociales e Igualdad del Consejo General de la ONCE, Patricia Sanz, ha avanzado que en los próximos cuatro años se trabajará para lograr unas bases aún más sólidas para que la organización sea capaz de alcanzar mayor fortaleza institucional, solvencia económica y dimensión social, con un claro objetivo: impulsar los proyectos de vida independiente y plena ciudadanía de las personas ciegas y la solidaridad con el resto de personas con discapacidad.

Sanz ha destacó que la ONCE, su Fundación y todas sus empresas sociales agrupadas ahora bajo la marca ILUNION representan a 70.000 personas que “cobran su nómina a fin de mes”, lo que constituye “una satisfacción, un gran esfuerzo y una enorme responsabilidad”.

El acto se ha cerrado con la intervención de Barcina, que ha destacado “la gran labor” que ha realizado Purificación Ortiz como delegada territorial, así como la “experiencia en la ONCE” que tiene Juan Carlos Andueza.

La presidenta ha asegurado que “Navarra valora la gran labor que realiza la ONCE, tanto que en el año 2013 entregó la Medalla de Oro a esta organización con motivo de su 75 aniversario”. Así, ha puesto en valor su trabajo para “ayudar a las personas con discapacidad visual” y para que “se vaya consiguiendo la igualdad de oportunidades de todas las personas”.

Diario de Navarra, miércoles 28 de enero.