En el acto han intervenido Mari Luz Sanz (presidenta del CERMIN) y Eduardo Mateo (presidente de Lares Navarra).

El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Navarra-Nafarroa (CERMIN) ha organizado junto con la Asociación Lares Navarra, en la sala de juntas de la Delegación Territorial de la ONCE (C/ Aralar nº 3, bajo) una rueda de prensa.

El tema central ha sido la adhesión de la Asociación Lares Navarra a la campaña “Afirma tus derechos, firma contra el copago confiscatorio”; campaña que tiene como finalidad la captación de firmas para el impulso de la iniciativa legislativa popular de reforma de la Ley de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia puesta en marcha por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI). Es una iniciativa a la que la Federación Lares se ha adherido a nivel nacional, y Lares Navarra, ha hecho lo propio a nivel autonómico.

Tanto CERMIN como LARES representan a dos colectivos especialmente afectados por la injusta aplicación de la ley. Ambos han logrado unirse para hacer frente, denunciar y sensibilizar ante la repercusión negativa que los recortes y las decisiones de los gobiernos central y foral están teniendo en un sector social que suma los 119.000 habitantes mayores de 65 años que hay en Navarra, más del 18%, de la población. Y, es que, desde la entrada en vigor de la ley en 2007, según los últimos datos del departamento de Políticas Sociales del Gobierno de Navarra, correspondientes a enero de 2015, un total de 34.933 personas han solicitado la valoración de dependencia, de las que cuales hay 17.250 personas vivas y el resto han fallecido. De estas 17.250 personas, tienen valoración 16.876, de las 9.244 (55%) tienen derecho a prestación (grandes dependientes 3.287; dependientes severos, 4.922; y 1.035 moderados nivel 2). Es más, no tienen derecho a prestación un total de 7.632 de las personas valoradas (4.042 moderados y 3.590 no dependientes). Las 9.244 personas con derecho a prestación se distribuyen del siguiente modo: 8.384 (el 90,70%) son personas beneficiarias de prestaciones; 532 se encuentran en lista de espera (más de seis meses) y otras 328 se encontraban “en espera de prestación” que cobrarán en las próximas semanas porque han vencido los seis meses.

No al copago confiscatorio

La propuesta del CERMI incluye medidas como la exención del copago a quienes perciban menos de 1.331 euros o fijar una aportación máxima por persona que no sea superior al 60% del coste del servicio al que accede. Además, propone que se garantice a la persona en situación de dependencia una cantidad para destinar a gastos personales que no sea inferior al 40% de su capacidad económica.

Esta iniciativa del CERMI pretende también eliminar las diferencias existentes en la aportación por parte de los usuarios del sistema de dependencia entre las diferentes comunidades autónomas.

Según cifras oficiales en los años de la crisis (entre 2009 y 2013) la media de la cantidad que aportan los usuarios por las ayudas que reciben se había disparado un 68%, desde 960 euros a 1.613.

CERMIN, viernes 8 de mayo.