Se trata de un método de adaptación de textos que facilita el acceso a la información, en este caso de tipo institucional, a personas afectadas por dificultades de comprensión.

El Parlamento de Navarra presentó el pasado 30 de noviembre una versión de la Ley Orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Régimen Foral de Navarra en lectura fácil, un proyecto vinculado al conjunto de compromisos adquiridos en el seno de la Ley Foral 12/2018 de Accesibilidad Universal, cuyo objeto es dotar a Navarra de un marco propio tendente a garantizar la autonomía y la igualdad de oportunidades en el seno de una sociedad inclusiva, también a nivel de comunicación.

A decir de la Presidenta, con la edición adaptada de una Ley tan significada como la Lorafna se pretende “abordar la reversión de todas esas barreras visibles e invisibles en las que, producto de la homogeneidad estructural de los contextos sociales y vitales, apenas se repara. Uno de esos obstáculos tiene que ver con la difusión de información a partir de un patrón determinado que, por uniforme, por ajeno a criterios de diversidad funcional, genera desigualdad”.

Así, tras dar cuenta de la “sobresaliente labor de ANFAS en tareas de adaptación e integración plena de todas las personas”, Ainhoa Aznárez Igarza llamó a “invertir y promocionar la autonomía vital en todos los ámbitos, desde el empleo y la educación hasta la cultura, la vivienda, el transporte y la salud, soslayando las dificultades que, pese a los indudables avances, todavía padecen las personas con discapacidad física y orgánica”.

A ese respecto, la Presidenta advirtió que “es tarea de todos, pero en especial de las Administraciones Públicas, trabajar en aras a la accesibilidad universal, algo que pasa por la desaparición de las barreras físicas y sociales y por la adopción de una perspectiva ciudadana más consciente e inclusiva. Algo tan sencillo y básico como el derecho a ser informado, en este caso del contenido de leyes o iniciativas institucionales, exige un cambio de actitud, una mayor empatía”.

Ainhoa Aznárez concluýo resaltando el “firme compromiso” del Parlamento de Navarra para con la “igualdad, en toda la amplitud y complejidad de la palabra. Nos tienen y nos tendrán en esa lucha diaria. Así me lo propuse y poco a poco lo vamos logrando. En ese camino, hacer conocida y entendida la Ley que regula las funciones y competencias de las instituciones navarras nos pareció imprescindible”.

Seguidamente, Javier Goldáraz, presidente de ANFAS, puso en valor la “actitud” del Parlamento a la hora de subsanar la falta de comprensión que acompañaba a la Lorafna, “un lunar que nos dejaba en muy mal lugar a todos. No vamos a parar hasta conseguir un mundo más afable e inteligible, incluidas las facturas de la luz, para el conjunto de la sociedad ”.

Foto de familia de los asistentes al acto

Foto de familia de los asistentes al acto.

A continuación, Vanesa Alonso, validadora de textos y profesional del servicio de accesibilidad cognitiva de ANFAS, agradeció la implicación del Legislativo Foral “en el desarrollo de un derecho que forma parte de la accesibilidad universal y que consiste en hacer un mundo más fácil de comprender. Hablamos del derecho a la información, pues la lectura fácil no es sino una metodología para redactar textos de una forma más sencilla, de modo que su interpretación esté al alcance de todas las personas”.

Por último, Sonia Ganuza, responsable del servicio de accesibilidad cognitiva de ANFAS, glosó el proceso de adaptación de la Lorafna a la lectura fácil y, a ese respecto, resaltó la aportación de Javier y Sergio, “nuestros expertos jurídicos,” y la labor de filtro de nuestros grupos de validadores, el eslabón clave de la cadena, pues a ellos les ha correspondido el visto bueno final. Estamos ante una publicación que, en realidad, nos beneficia a todos y todas, no en vano el derecho a la información es un derecho que abre la puerta a otros muchos”.

El acto tuvo lugar en la Sala Polivalente de la sede de la Cámara y ha contado, entre otros, con la asistencia Maiorga Ramírez, Secretario Primero, María Chivite, Guzmán Garmendia, Conchi Ruiz (PSN).

La presentación del Amejoramiento en lectura fácil se enmarcó en el programa de actividades organizado con motivo de la celebración, el día 3 de diciembre, del Día de Navarra. De momento se han editado 500 ejemplares, con versión en castellano y euskera. También se ha adaptado la lectura fácil la guía del Parlamento de Navarra (1.500 impresiones), que se facilita a escolares y todo tipo de colectivos que visitan la sede de la Cámara.

La Ley 12/2018 de Accesibilidad Universal, aprobada por unanimidad el pasado 8 de junio, tiene por objeto dotar a Navarra de un marco normativo propio para, de conformidad con un escenario demográfico tendente al incremento de la esperanza da vida y el envejecimiento de la población, avanzar en la consecución de una sociedad inclusiva que garantice la autonomía y favorezca la igualdad de oportunidades.

Tal y como se advierte en la Ley, “las campañas de información y sensibilización deberán ser accesibles a todas las personas, para lo cual deberán estar disponibles en formatos de lectura fácil, sistema braille, letra ampliada, lengua de signos, subtitulado y otros sistemas alternativos”.

La accesibilidad universal comprende tres tipos. La física, que consiste en suprimir barreras arquitectónicas que impiden el paso de sillas de ruedas. La sensorial, que es la empleada para involucrar por diferentes medios a las personas ciegas o sordas. Y la cognitiva, que permite diseñar instrumentos para mejorar la comprensión de espacios, productos y servicios.

El Parlamento, como parte del acercamiento a los colectivos más desfavorecidos, se ha sometido a un estudio de accesibilidad universal, de cara a mejorar la comprensión de las funciones que desde la institución representativa se realizan. El coste total de los trabajos realizados asciende a 2.994,75 euros.

Enlace a la noticia original.

Fuente: Parlamento de Navarra.