Comprobará que se respeten los derechos de los usuarios y velará por una atención integral y de calidad

El consejero de Políticas Sociales en funciones, Íñigo Alli, firmó ayer una orden foral por la que se aprueba el Plan de Inspección en materia de Política Social en Navarra para el año 2015, que establece la realización de, al menos, una visita de inspección al 100% de los centros residenciales y centros de día de las áreas de atención a la dependencia, a personas mayores, a menores, a personas con discapacidad y a personas con enfermedad mental, según destacó el Gobierno foral.

Además de velar por una atención individualizada, integral y de calidad, adecuada a las necesidades de las personas destinatarias de los servicios sociales, el plan tiene entre sus objetivos generales la vigilancia del respeto a sus derechos, en especial de los derechos específicos de las personas usuarias de centros residenciales; adecuación de los centros y servicios a la normativa vigente; asesorar a los profesionales de los centros asistenciales en aspectos que contribuyan a mejorar la calidad de vida de las personas atendidas, protegiendo su dignidad, libertad y autonomía, y detección de necesidades de mejora, demandas y buenas prácticas que se producen en los centros asistenciales.

En cuanto a los objetivos específicos, el plan busca el asesoramiento y formación a los centros en materia de sujeciones; impulsar, en colaboración con los centros, la realización del Plan de Atención Individualizada (PAI); conocimiento y evaluación del grado de satisfacción de las personas usuarias de centros y servicios; intensificar la coordinación y mutua colaboración con la Agencia Navarra de Emergencias y con el departamento de Salud; e impulsar la adopción de criterios de calidad y protocolos mínimos de referencia relacionados con la atención directa a los usuarios.

Diario de Noticias, martes 2 de junio de 2015.