• Más del 99% de los niños y niñas con discapacidad visual estudian en centros ordinarios, con el apoyo individualizado de la ONCE y las Administraciones Públicas y con todos los materiales perfectamente adaptados.

Un total de 84 estudiantes ciegos o con discapacidad visual grave de nuestra Comunidad regresan en estos días a las aulas junto al resto de sus compañeros/as. Para garantizar su absoluta normalización.

Más del 99% de este alumnado estudia en centros educativos ordinarios, en los que cuentan con el apoyo de los Equipos Específicos de Atención a las personas con discapacidad visual, fruto de los convenios entre la once y las administraciones públicas.

En el caso de Navarra dicho convenio se firma con él con el departamento de educación del Gobierno de Navarra y se instrumentaliza a través del CREENA.

El equipo de maestros y maestras de la ONCE y del CREENA son los profesionales protagonistas de la atención individualizada del alumnado en Navarra, esta atención especializada se inicia con el nacimiento de la persona ciega a través de la atención temprana y sigue con la Educación Infantil, Primaria y Secundaria Obligatoria, Formación Profesional, Bachillerato y Universidad, e incluso en la etapa adulta si se trata de estudios reglados.

Alumnos del CRE de Madrid, de Educacion primaria, aprendiendo con distinto material tiflotécnico

Alumnos del CRE de Madrid, de Educacion primaria, aprendiendo con distinto material tiflotécnico

De esta manera, en el presente curso 2019/20, su actividad dará cobertura a esos 84 estudiantes ciegos y deficientes visuales de Navarra, entre los que se incluye el alumnado con sordoceguera u otras discapacidades asociadas a la visual.

La labor de los Equipos Específicos está apoyada desde los cinco Centros de Recursos Educativos (CRE) que la ONCE tiene en diferentes puntos de España para una cobertura global: Alicante, Sevilla, Pontevedra, Barcelona y Madrid. En el caso de Navarra, la atención se apoya desde el Centro de Recursos Educativos de Barcelona.

Intervención integral e individual

La tarea del maestro o maestra consiste en valorar al alumnado y elaborar una propuesta de intervención aplicada individualmente. Esto requiere la coordinación con otros profesionales, tanto pertenecientes a la ONCE (Técnico de Rehabilitación, Instructor en tiflotecnología y braille, Psicólogo, Pedagogo, Monitor de ocio y tiempo libre, Coordinador de Animación Sociocultural y Promoción Deportiva, Trabajador Social, y/o los especialistas en las áreas de especial dificultad como Matemáticas, Música, Educación Física, Ciencias, Tecnología, etc.), como pertenecientes a las administraciones (orientadores, maestros en pedagogía terapéutica, tutores de aula o especialistas, etc.).

En función de las necesidades del alumnado, la atención prestada puede variar: desde el seguimiento, asesoramiento y orientación al Centro Escolar donde se escolarice el estudiante, a una intervención directa con el alumnado para garantizar su inclusión tanto dentro como fuera del aula, tanto en aspectos académicos como relacionados con lo social (recreo, deporte, ocio y tiempo libre).

Fuente: ONCE Navarra.