Unos 60 menores se beneficiarán del nuevo circuito, que cuenta con una nueva psicóloga clínica y mejora la coordinación de recursos sanitarios, educativos y sociales.

 

El Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O) ha reforzado el programa de atención al Daño Cerebral Adquirido Infantil del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), con medidas de mejora de la coordinación entre los diferentes recursos sanitarios, educativos y sociales existentes y la incorporación de una nueva psicóloga clínica.

Unos 60 niños y niñas navarros podrán beneficiarse cada año de este programa, dirigido a aquellos menores que han sufrido una lesión cerebral súbita entre el día 28 después del nacimiento y los 16 años de edad, con afectación estructural y/o funcional.

De izquierda a derecha: María Zandio, María Latasa, Izaskun Basterra, María Eugenia Yoldi, Manuel Montesino y Maite Lizarraga.

El nuevo programa se centra en el trabajo multidisciplinar y el abordaje terapéutico integral. Engloba valoraciones de nuevos profesionales y crea un espacio de comunicación entre ellos, en beneficio de la atención a este colectivo de pacientes. De esta forma, profesionales procedentes de distintas áreas (Neuropediatría, Rehabilitación, Psicología Clínica/Psiquiatría, Fisioterapia y Trabajo Social) trabajarán desde una perspectiva biopsicosocial y de forma coordinada para dar atención sanitaria tanto a los niños y niñas con daño cerebral adquirido como a sus familias.

Este programa específico para el DCAI facilitará la incorporación de los últimos avances en esta área y potenciará el desarrollo de procesos de rehabilitación en torno a la globalidad del niño o niña afectado, su familia y su marco comunitario. El objetivo es lograr que el o la paciente recupere la máxima capacidad funcional posible.

Para el establecimiento y consecución de los objetivos rehabilitadores, el programa contempla la coordinación interdisciplinar entre distintos profesionales del ámbito sanitario, unida a la comunicación y trabajo conjunto con otros agentes terapéuticos intervinientes desde organismos dependientes de los departamentos de Educación y Derechos Sociales, como el Centro de Recursos de Educación Especial de Navarra (CREENA) o los servicios de Atención Temprana para niños y niñas de 0 a 3 años. Se refuerza así la integración de recursos a disposición de estos pacientes.

Enlace a la noticia completa.

Fuente: Gobierno de Navarra.