Atehna acerca por primera vez a alumnos de Estella-Lizarra la importancia de donar

La Asociación de Enfermos y Trasplantados Hepáticos de Navarra (Atehna) ofreció ayer una charla en el CI Politécnico de Estella para “mentalizar” a los alumnos, ya desde la juventud, de la importancia de la donación de órganos. Era la primera vez que la asociación realizaba una campaña de sensibilización en un centro de la ciudad del Ega, aunque posiblemente no sea la última, ya que han contactado con varios más, tanto de Bachiller como de FP.

El curso pasado visitaron un total de 23 centros de la Comunidad y se acercaron a 1.600 alumnos, casi todos de Primero de Bachiller, según explicó el presidente de la asociación, Antonio García.

Representantes de Atehna acudieron ayer al Politécnico acompañados además de cuatro personas que han podido salir adelante gracias a los trasplantes. “En estas charlas lo que hacemos es exponer lo importante que es donar para salvar vidas. Además, la gente trasplantada ha explicado su experiencia: qué les pasó, su vida pendientes de una llamada del hospital, cómo están… Es importante que los jóvenes vean que esto de la donación no es un mito, y para eso les ofrecemos la posibilidad de conocer casos reales. Además, han podido hacer las preguntas que les surgían para resolver sus dudas”.

sobre todo de riñón La lista de espera para trasplantes en Navarra es en estos momentos de unas 70 personas: más de 60 demandan un riñón, otras 7 u 8 un hígado y dos están a la espera de recibir un corazón, señaló García ofreciendo datos aproximados. “Son las tres operaciones que se hacen ahora mismo en Navarra. Se hacen bastantes trasplantes, hasta abril llevábamos más de veinte, pero aún así no logramos reducir la lista de espera, que siempre está entre 60 y 70. Y el número de pacientes que reciben diálisis es también muy elevado”, apuntó.

A pesar de que no es fácil reducir las listas de espera, como demuestran los números, el presidente destaca que Navarra “es una de las comunidades más generosas” en cuanto a donación de órganos. “Las negativas de las familias aquí apenas son del 6%, cuando la media en España es del 15% o el 16%”.

Desde la asociación consideran que estas campañas realizadas con jóvenes navarros son muy importantes. “Se trata de mentalizar a los alumnos, que tengan la información suficiente para decidir más adelante si quieren ser donantes de órganos y puedan educar a su entorno cercano en el valor de la donación”. Y es que, “una negativa puede significar hasta siete trasplantes que no se hacen, siete personas que podrían salvarse”.

A juicio de García, “la falta de información” es la causa principal de que se registren casos de familiares que se niegan a donar los órganos de la persona fallecida por desconocer su voluntad. Por eso, quieren suplir esa carencia, y más ahora que “el número de donaciones está a la baja debido al espectacular descenso de los accidentes de tráfico” y que “la donación en vivo sigue siendo minoritaria”.

Diario de Noticias, miércoles 15 de octubre.