Alli anunció que se destinan 1,9 millones para la titulación en 2015 de otras 599 empleadas

Unas 500 trabajadoras del sector de la dependencia tendrán un año más para poder obtener la acreditación profesional que exige la propia ley de la dependencia y cuyo plazo inicial concluía el 31 de diciembre de 2015. No obstante, otros cerca de 600 deberán concluir el circuito formativo a lo largo de este año, tal y como informó ayer el consejero de Políticas Sociales, Íñigo Alli, en comisión parlamentaria.

Con el fin de habilitar cursos con plazas suficientes, la Administración Foral destinará 1,9 millones de euros para que el Servicio Navarro de Empleo (SNE) y el departamento de Educación establezcan los mecanismos para que las trabajadoras obtengan la acreditación. Esta acreditación se obtiene por la doble vía de la práctica profesional y la titulación mediante módulos formativos.

Cabe recordar que el pasado viernes el Gobierno foral, la Confederación de Empresarios de Navarra y los sindicatos UGT y CCOO, alcanzaron un acuerdo en el seno del Consejo del Diálogo Social para “garantizar la acreditación profesional de todas las personas que trabajan en el sector de atención a la dependencia”.

El consejero concretó ayer que, mientras el grupo de trabajo constituido tras el Consejo Territorial de Servicios Sociales de la pasada semana establece plazo y condiciones para obtener las acreditaciones, cometido para el que tiene tres meses de plazo, Navarra ha decidido ampliar hasta diciembre de 2016 el plazo pero solo para dos supuestos. Se trata, por un lado, de las 60 mujeres mayores de 60 años que trabajan en el sector y tienen una experiencia profesional de 5 años, plantilla que no va a necesitar dicha acreditación, precisaron fuentes del departamento. Por otro lado, también se amplia el plazo un año a las 370 empleadas que les faltan dos módulos para cerrar su formación.

Según los datos aportados por Alli, en este momento hay 1.029 empleadas que carecen de dicha acreditación. A la vista de que hay 1.029 empleadas sin acreditación y que se amplía el plazo hasta diciembre de 2016 para 430 trabajadoras, quedan 599 que deberán realizar los cursos antes de finalizar 2015. El consejero insistió en que, tal y como propuso en el consejo interterritorial, que “ningún trabajador, que se avenga a hacer los módulos, perderá su empleo por carecer de la acreditación”. Las categorías profesionales deben ser cuidadores y gerocultores y auxiliares de ayuda a domicilio, cuyas labores las realizan en su mayoría mujeres, dijo el consejero quien señaló que el Gobierno de Navarra ha conseguido desde 2008 con sus convocatorias propias y organizando por delegaciones estatales la acreditación de más de 2.500 trabajadores, “logrando el triple objetivo de garantizar la estabilidad de empleo en este sector, principalmente femenino; mejorar la calidad de los servicios; y avanzar en el nivel formativo de las trabajadoras”.

La comparecencia había sido solicitada por Bildu y Aralar cuyos portavoces (Barea y Fernández de Garaialde) preguntaron a Alli quién va a impartir los cursos y cómo es que ahora había consignación presupuestaria, y cuestionaron que los propios trabajadores tengan que realizar los módulos de formación tras una dura jornada laboral y pagarlos. Esporrin (PSN), que también criticó el doble esfuerzo impuesto a la plantilla, dijo que los cursos son “sacaperras para las empresas” y que “no es de justicia” las condiciones laborales del sector. Mauleón (I-E) también se congratuló de la ampliación de plazo un año más y Leuza (Geroa Bai) preguntó sobre el origen y destino de los 1,9 millones de euros ahora dispuestos.

Rapún (UPN) felicitó a Alli y dijo que él tuvo que costearse su formación después de trabajar, y Zarranz (PPN) apuntó que siempre es positivo cualquier acuerdo que se alcance en favor de los trabajadores. – L.C.

datos

Afectadas. La ley de dependencia estableció en 2006 la acreditación formativa (vía laboral y vía titulación reglada) en favor de la calidad de los servicios para cuidadores y gerocultores y auxiliares de ayuda a domicilio.

Gestores. En Navarra, atienden la dependencia: 81 empresas que gestionan residencias y centros de día para personas mayores; 16 empresas en servicios para discapacidad; 44 mancomunidades o entes locales que prestan los servicios sociales; y cinco empresas en la atención a domicilio.

Plantilla. En Navarra hay 3.577 trabajadores en las dos categorías profesionales citadas. De ellas, 2.254 atienden a mayores; 528 discapacidad; 400 servicios sociales y 195 atención a domicilio, según indicó Íñigo Alli.

Diario de Noticias, jueves 12 de marzo.