• Entre otras cosas, garantiza su acceso a todos los recursos educativos digitales o difundidos en Internet.

El Departamento de Educación del Gobierno de Navarra y la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) han firmado hoy en Pamplona / Iruña un convenio de colaboración para la prestación de servicios educativos al alumnado con discapacidad visual que refuerza la atención especializada al alumnado con ceguera o discapacidad visual grave en todos los niveles y etapas educativas previos a la universidad, así como a sus familias y centros escolares a los que asistan, desde el momento de su detección.

El convenio ha sido firmado por el consejero de Educación, Carlos Gimeno, y la directora de Educación, Empleo y Braille de la dirección general de la ONCE, Ana Isabel Ruiz López, en presencia de la directora del Servicio de Inclusión, Igualdad y Convivencia del departamento de Educación, María José Cortés, y de la presidenta del consejo territorial de la ONCE en Navarra, Pilar Herrero, y del delegado de la ONCE en la Comunidad Foral, Valentín Fortún, además de la coordinadora de visuales del CREENA, Sandra Moliner.

Los beneficiarios del convenio, que se firma con una vigencia de cuatro años, serán el alumnado escolarizado en centros educativos de Navarra en cualquiera de sus niveles o etapas educativas no universitarias, que presente un grado de visión igual o inferior a 0,1 obtenida con la mejor corrección óptica posible, o con una reducción del campo visual a 10 grados o inferior.

También serán beneficiarios aquellos otros casos cuyas condiciones visuales no superen el 0,3% de agudeza visual o una reducción del campo visual de 30 grados y, tras la correspondiente valoración de la funcionalidad visual de los mismos, se estime que precisan una atención escolar especializada a causa de su baja visión.

Inclusión

El convenio se basa en el principio de inclusión del sistema educativo y en atención al mismo ambas partes adoptan el criterio general de que la escolarización del alumnado con ceguera o discapacidad visual grave se lleve a cabo en centros ordinarios y, cuando las circunstancias lo justifiquen, en centros de educación especial previo informe de modalidad de escolarización.

Ruiz López y Gimeno, en la firma del convenio

Ruiz López y Gimeno, en la firma del convenio

Entre los objetivos del convenio destacan, entre otros, la realización de una atención especializada, el desarrollo de actividades conjuntas que garanticen al alumnado su atención educativa tanto general como específica en el marco de la atención inclusiva; la coordinación de los servicios educativos y los complementarios de éstos (sociales, sanitarios, etc) para garantizar las condiciones óptimas de la atención educativa; el establecimiento de los criterios de valoración, escolarización y atención directa del alumnado; la formación de los profesionales que atienden al alumnado y la organización, concreción y rentabilización de los recursos de ambas instituciones para alcanzar estos fines.

El Departamento de Educación promoverá las medias necesarias para que los centros educativos faciliten, antes de la finalización del curso escolar, el listado de libros y materiales curriculares destinados al alumnado objeto del convenio a fin de proceder a su adaptación (transcripción al sistema braille, grabación, etc) y promoverá las medidas oportunas en todo lo relativo a la adaptación de los entornos informáticos y recursos educativos contenidos en soportes digitales o difundidos a través de Internet para favorecer el acceso al currículo de alumnado con ceguera o discapacidad visual grave garantizando así que el desarrollo tecnológico no excluya de su uso a ninguna alumna o alumno por su discapacidad.

Equipo de Visuales

Un papel destacado en el convenio le corresponde al Equipo de Visuales del Centro de Recursos de Educación Especial de Navarra (CREENA). El convenio plantea la mejor funcionalidad para este equipo integrando profesionales de ambas instituciones con una atención gestionada por el Departamento de Educación. El equipo dependerá técnica y funcionalmente de una comisión técnica que estará compuesta por representantes de ambas instituciones. La atención al alumnado, centros y familias se llevará a cabo a través de los recursos ordinarios de los centros educativos y como apoyo complementario a través del Equipo de Visuales.

Entre las competencias de este Equipo de Visuales están las de diseñar el plan anual para la atención a este alumnado; coordinar la elaboración de documentación técnica; promover actuaciones para la detección de alumnado con ceguera o discapacidad visual grave en las edades lo más tempranas posibles; analizar las necesidades de formación de los profesionales y trasladar a la Comisión Técnica cuantas medidas puedan redundar en la mejora de esta atención.

En función del convenio firmado hoy, además de este Equipo de Visuales del CREENA, el Departamento de Educación aporta para los objetivos del mismo al profesorado de los centros (tutores, profesorado de área, especialistas en pedagogía terapéutica y/o audición y lenguaje, etc), servicios de orientación educativa, personal cuidador y el resto de equipos específicos del CREENA en su ámbito de intervención.

De izquierda a derecha: Pilar Herrero,  Valentín Fortún, Carlos Gimeno y Ana Isabel Ruiz López

De izquierda a derecha: Pilar Herrero, Valentín Fortún, Carlos Gimeno y Ana Isabel Ruiz López

A su vez la ONCE aporta un maestro para el Equipo de Visuales del CREENA, Servicio de Rehabilitación Integral; instructora tiflotécnica y de braille, especialista de núcleo periférico, trabajadora social, psicóloga, animador sociocultural, servicio de adaptación de recursos didácticos, biblioteca braille y digital, el Centro de Recursos Educativos de la ONCE y un profesional especialista de sordoceguera.

Precisamente como novedad este convenio contempla facilitar el acceso al aula y al resto de dependencias escolares de un profesional especializado en sistemas de comunicación aumentativa y alternativa en relación con el alumnado con sordoceguera que, por las necesidades de atención específicas derivadas de la particularidad de su discapacidad, así lo requiera. Este profesional se coordinará con el equipo docente, la Unidad de Apoyo Educativo/Departamento de Orientación de su centro y con los equipos específicos del CREENA.

En la actualidad cursan sus estudios en el sistema educativo navarro un total de 84 alumnas y alumnos con ceguera o discapacidad visual grave.

Tanto los representantes del Departamento de Educación como de la ONCE han destacado el trabajo conjunto de ambas instituciones en una mejora continua de la atención al alumnado con muy distintas características de ceguera, sordoceguera o discapacidad visual grave.

Enlace a la noticia original.

Fuente: Gobierno de Navarra.